62.1ª.06 PAQUIDERMIA INTERARITENOIDEA.

 

 

                                                                            

   Es una lesión de presentación rara y consiste en un engrosamiento o hipertrofia del epitelio plano que hay entre los dos aritenoides, comisura posterior, de aquí que también se conozca esta lesión con el nombre de hipertrofia de la comisura posterior.

                        

   Etiología.

   Esta zona de epitelio está en una movilidad constante, pudiendo estar continuamente tanto a tensión como plegada, lo que puede originar, como algo normal, que se formen en ella algunas arrugas permanentes parecidas a una corteza. En algunos casos estas arrugas mucosas se hacen más profundas desarrollándose abultamientos abollados o verrugosos que durante la fonación se encajan dentro de la glotis.

   El reflujo ha sido incriminado como causa etiológica más importante de esta lesión.

   Se observa solamente en adulto, sin que se le reconozca hasta hoy ninguna predilección para un sexo determinado.

   La lesión puede tener diferentes grados, desde un leve edema, hasta muy raramente casos en que la lesión es tan grande como para producir un impedimento al cierre de la glotis. En muchos casos se encuentra en la parte posterior del repliegue vocal una alteración epitelial ligera de laringitis crónica, que debe de ser consecuencia más que causa de esta enfermedad.

   Se plantea diagnóstico diferencia con la tuberculosis, pero falta la ulceración y el dolor. El cáncer en este repliegue es muy raro.

                                  

     Tratamiento.

   El tratamiento de estos casos, que cursan con disfonía progresiva es difícil.

   No hay que temer la cancerificación, por lo que la cirugía se plantea tan solo para mejorar la disfonia.

   La resección en toda su extensión de la hiperplasia epitelial, que está firmemente adherida a su lecho, es un tanto arriesgado pues puede conducir a una formación cicatricial en esta zona que empeoraría el cuadro al entrañar una seria dificultad a la movilidad de los aritenoides, o incluso puede producir una estenosis. Lo más aconsejable es extirpar tan solo algún mamelón aislado sin hacer resecciones importantes, con la esperanza de mejorar lo máximo posible la voz.

   Si se sospecha reflujo se ha de hacer tratamiento del mismo.