63.1ª.07 DISFONIAS FUNCIONALES DE ORIGEN PSIQUICO.

 

                                      

  • Etiología.
  • Clínica.
  • Formas clínicas.
  • Tratamiento.

                                       

   Se presenta en pacientes neurotizados que somatizan y dirigen su problemática emocional a su laringe. La voz muestra el estado psíquico del individuo, por lo que si éste se encuentra alterado, se reflejará en la voz. Muchas veces es producto de una histeria de conversión. Otras veces el componente emocional actúa alterando el tono cordal, ya sea por factores de inseguridad del individuo o por factores ambientales que inciden sobre el sujeto, haciendo que su tono habitual no sea el correcto. Esto puede ser producto de una mala identificación con su propia voz o la identificación con una voz que no les pertenece.

   Algunos autores al clasificar las disfonias establecen tres grupos: psíquicas, orgánicas y funcionales. Nosotros consideramos que las psíquicas pueden incluirse en las disfonias funcionales.

                                              

     ETIOLOGÍA.

  Las disfonías psicógenas suponen el 6´5% de los casos clínicos que se presentan en foniatría.

   La afonía es casi exclusiva de mujeres jóvenes o de mediana edad. La relación de afonía y disfonía psicógena es de 1/·3.

   La causa de la afonía psíquica suele ser un chock psíquico agudo y brusco.

   La disfonía psíquica esta producida por esfuerzos psíquicos.

                                                          

     CLÍNICA.

   Tiene un comienzo brusco.

   En la exploración se aprecia como al intentar fonar las CV se aproximan una a la otra, incluso pueden hacer contacto, para separarse bruscamente la una de la otra en cuanto el paciente toma el control y se oye fonar. Así continua con intentos de fonación. Las CV permanecen bambolean tes y separadas con forma convexa hacia la línea media (recordar que en una parálisis recurrencia esta forma es cóncava). La glotis tiene forma cónica discretamente retraída hacia delante.

   La glotis ancha es consecuencia de los fuertes bamboleos que sufre las CV durante la tos o el carraspeo.

                                                          

    FORMAS CLÍNICAS.

   Las conocidas en conjunto como disfonías psicógenas se han desmembrado en diversos tipos:

   -   Disfonía disfuncional: la disfunción fonatoria es de comienzo brusco y está relacionada con una emoción o un conflicto, diríamos que es la propiamente disfonía psicógena.

   -   Afonía histérica: es la que se produce por miedo a hablar o a cantar, por trauma psíquico debido a la persistencia de una alteración vocal, por el fracaso de tratamientos prolongados, por bloqueo afectivo, por el deseo inconsciente de llamar la atención. El paciente piensa que no puede hablar. Es más común en el sexo femenino en personas jóvenes. La afonía es de comienzo brusco, puede presenta habla susurrada y no tiene dolor. Al examen físico la faringe se encuentra  arrefléxica, y la laringe estructuralmente normal pero las cuerdas vocales no se mueven en forma correcta. Si se le pide que fone se observa una aducción tenue sin contacto de los aritenoides y una abducción en el momento del pasaje del soplo espiratorio. La movilidad cordal es buena en la risa y en la tos. 

   -   Disfonía obsesiva fonasténica: se trata de un paciente obsesivo que entre varios síntomas presenta una disfonía, acompañada generalmente de un síndrome de disfunción en menos.

   -   Trac vocal: es el miedo o la angustia que siente el profesional de la voz al tener que exhibirse ante el público, por falta de confianza en sí mismo. Se denomina Compatible cuando la sintomatología  se produce antes de entrar a escena (diarrea, salivación, poliuria, agitación motriz), e Incompatible” cuando aparece durante la presentación, interrumpiéndola. (presenta sequedad en la boca, interrupción de la voz, mente en blanco. 

   -   Fonofobia o logofobia: se trata de la disconformidad o inseguridad  del paciente con su forma de hablar y de fonar. Su voz es trémula, mal articulada, ronca. Teme hablar a gran intensidad.

   -   Disfonía neurasténica o depresiva: en este caso el paciente siente un miedo abrumador a sufrir una patología laríngea irreversible. Toma medidas higiénicas exageradas. Presentan carraspeo.

   -   Disfonía suspirosa: el paciente sufre varios días de una disfonía con voz débil, acústicamente parética que le produce cansancio vocal, por lo cual interrumpe varias veces la frase para inspirar.

   -   Modificaciones vocales anímicas: son las que se presentan en el transcurso de procesos depresivos, de ansiedad, etc.

                                                     

   TRATAMIENTO.

   El tratamiento psicoanalítico específico suele ser inútil, no obstante se intenta la psicoterapia.

   El cambio espontáneo de una afonía psicógenea en una voz clara no es raro.

   Un examen en profundidad y la dedicación de tiempo a estos pacientes tiene un efecto relajante.

   Se ha descrito por muchos autores diferentes tipos de “sorpresa vocal” como la bola de Muco que provoca un grito, y otros propuestos por Berendes, d´Aronson o Boehme.

   La instilación de algunas gotas de anestésico en la laringe acompañado de una voz monótona, seguida de la pronunciación de vocales y luego ya de palabras enteras, lleva enseguida al éxito. Estos ejercicios deben de ser continuados durante una larga temporada y el resultado ha de ser consolidado con la introducción de varias personas en la conversación. Durante la realización del tratamiento el paciente ha de estar de baja laboral y tras acabarlo el paciente debe de seguir un exhaustivo control.

   Se ha de conocer que el tratamiento de una disfonía psicógena dura mucho tiempo, más que el de otras disfonías, acompañándose de una prescripción de medicamento y de una autentica reeducación.