26.1ª.02 ANATOMIA DEL VESTIBULO Y TABIQUE NASAL.

   
  • Narinas y vestibulos nasales.
  • Válvula nasal.
  • Tabique nasal.
  • Revestimiento sepial.

   Las fosas nasales son dos cavidades longitudinales y anfractuosas, situadas en el macizo facial a los lados de la línea media, encima de la cavidad oral, debajo de la base del cráneo y por dentro de las cavidades orbitarias y maxilares superiores, estando separadas ambas por un delgado tabique o septum nasal.

   Por su parte anterior las fosas se abren al exterior por las narinas y por la parte posterior comunican con la rinofaringe o cavum a través de las coanas.
   Su superficie interna es anfractuosa y se comunica con una serie de cavidades anexas que son los senos paranasales.
  
  
   NARINAS Y VESTIBULOS NASALES.

   El orificio anterior y el vestíbulo nasal, o entrada de las fosas, no forman parte de las fosas nasales propiamente dichas de las que se diferencian fácilmente por su revestimiento interior que es epidérmico. La narina es también conocida por otros términos como ventana nasal y válvula nasal externa.

   Los vestíbulos nasales son dos pequeñas cavidades, ligeramente dilatadas, que forman un pequeño conducto aplanado transversalmente.
   Sus dimensiones promedio son: 25 mm de longitud, 16-18 mm. de anchura y 14-16 mm. de altura.
   Su pared interna corresponde al tabique y la externa al ala de la nariz. La zona más externa presenta un revestimiento de tipo cutáneo que es continuación del revestimiento externo de la nariz, a continuación, hacia el interior, hay una zona de transición de uno o dos cm. transformándose la epidermis en mucosa.
   La cavidad de los vestíbulos de la nariz se prolonga hacia arriba en el lóbulo, en forma de una excavación o fondo de saco denominado ventrículo del lóbulo de la nariz o cul de sac. Este ventrículo se ubica en el territorio intercartilaginoso, entre el cartílago lateral superior y el lateral inferior. El margen caudal del cartílago lateral superior se dispone caudalmente respecto al extremo craneal del lateral inferior. Entre ambas estructuras se dispone tejido conectivo que constituye el cul de sac. Es más grande y profundo en las narices largas y aguileñas. Es inaccesible a la vista por lo que hay que examinarlo con un espejo o con un endoscopio.