28.09 SEMIOLOGIA NASOSINUSAL

 
   Las disfunciones y patologías nasosinusales son afecciones que generan consultas en ORL con gran frecuencia, siendo la obstrucción nasal, la rinorrea, la pérdida de olfato y el dolor facial los síntomas más frecuente relatados por los pacientes.

 

   Rinolalia.

   Se denomina así al timbre de voz nasalizado (timbre muerto) que puede asociar cierta dificultad para la articulación de algunos fonemas. Está producida por un cambio en el resonador nasal. Puede ser:

  • Rinolalia aperta, o hiperrinolalia. La alteración del resonador nasal es debida a un escape de aire por las fosas nasales durante la fonación debida a una insuficiencia velar. Además de una voz nasalizada se produce una incapacidad para pronunciar las sílabas ca o co.
  • Rinolalia cerrada: es la disminución de la resonancia vocal que ocurre típicamente en situaciones en la que hay una obstrucción al paso libre del aire hacia las fosas nasales por inflamación de la rinofaringe o de la nariz o bien por ocupación de estas regiones. Se manifiesta por la alteración de algunos fonemas y pueden alterar también algunas vocales. También se la denomina hiporrinolalia o hiporrinofonia.

   Puede corresponder a alteraciones funcionales u orgánicas.

  • Rinolalia mixta: es la producida por insuficiencia velar (abierta) y una estenosis nasofaríngea.

 

   Dificultad respiratoria nasal.

   Es la dificultad subjetiva que el paciente siente al respirar por la nariz. Algunos autores proponen sustituir el término dificultad respiratoria por el de insuficiencia respiratoria nasal que es el que está más arraigado, ya que la insuficiencia respiratoria hace referencia a una situación objetiva caracterizada bioquímicamente por descensos de O², aumentos de CO², alteraciones del PH y del bicarbonato que no ocurren cuando se respira mal por la nariz, ya que el paciente, ante una mala respiración nasal, respira por la boca, permaneciendo invariables los parámetros bioquímicos citados.

   La obstrucción nasal es uno de los síntomas que con mayor frecuencia lleva al paciente a la consulta del ORL, ya que es el síntoma más frecuente de las afecciones nasales tanto orgánicas como funcionales.

 

  Para continuar este capítulo descargar tema completo