47.10 TRATAMIENTO QUIRURGICO DE LOS TUMORES DE LA RINOFARINGE: VIAS LATERALES Y ENDOSCOPICA.

 
  • Abordajes laterales de la rinofaringe.
  • Abordaje endoscópico.
 
   ABORDAJES LATERALES DE LA RINOFARINGE.
 
  • Vía subtemporal-preauricular
  • Abordaje infratemporal tipo C
  • Abordaje infratemporal con translocación facial.
 
    Vía subtemporal-preauricular
 
   Abordaje infratemporal.
   Aborda la rinofaringe a través de su pared lateral permitiendo realizar nasofaringuectomías y es la vía ideal para el abordaje de la fosa infratemporal y sus zonas adyacentes, tratándose de una región de difícil acceso.
   Fue descrita por Shekar y se utiliza fundamentalmente en tumores de la rinofaringe que afectan a la fosa infratemporal, con o sin extensión a la parte lateral de la base del cráneo.
 
   Indicaciones:
   El papel de la cirugía en el tratamiento de los carcinomas indiferenciados nasofaríngeos con crecimiento infratemporal no está bien clarificado. No obstante se consideran indicaciones de esta vía de abordaje:
   - Invasión tumoral profunda de la fosa infratemporal limitada a la rinofaringe.
   - Afectación intracraneal. 
 
   Técnica.    
   El paciente se coloca en decúbito dorsal con la cabeza rotada hacia el lado contralateral, La incisión que se utiliza es hemicoronal y preauricular. La hemicoronal se sitúa por detrás de la inserción capilar, y se comienza como a unos 4 cm de la línea media del cráneo, desciende por la fosa temporal curvándose hacia adelante, como a unos 5 cm por encima del pabellón auricular hasta el área pretragal, bajando por el cuello, borde anterior del ECM, hasta el cuerpo del hioides. Se desciende tanto cuando es necesario visualizar y controlar los grandes vasos, por estar prevista una actuación intracraneal o sobre la carótida.
  Con electrocauterio se realiza un despegamiento subperiosteal del músculo temporal hasta la parte lateral de la órbita, parte escamosa del hueso temporal y hasta el proceso lateral del esfenoides. El colgajo cutáneo se rechaza hacia adelante hasta alcanzar el reborde orbitario. Se diseca  la fascia parotídea hasta el masetero y el tronco del nervio facial, rechazándolo hacia adelante juntamente con la parótida, que no necesariamente debe de ser disecada. El ECM disecado se rechaza hacia atrás.
 
Para continuar visualizando este capítulo descargar tema completo